Home / Node / Año de Oración - abril 16

Año de Oración - abril 16

  • Año de Oración - abril 16

Aprendiendo de Filipina, Mujer de Fe

¿Qué te viene a la mente cuando oyes el nombre de Filipina? Un día, cuando los miembros más jóvenes del área de Indonesia se habían reunido, nos surgió esta pregunta. Nos alegró saber que la misión en Indonesia comenzó cuando Filipina fue canonizada. Tenemos la bendición de que Filipina, una mujer de valor y fidelidad, es la patrona de nuestra área.

Imaginar lo que Filipina y sus compañeras sintieron durante su viaje al Nuevo Mundo nos ayuda a entender que eran todas mujeres de fe. Sólo vieron el mar y el cielo. Sufrieron de enfermedad; no tenían una comida apropiada. El mar las aterrorizaba con vientos y olas. La incertidumbre esperada en la nueva tierra. La estrecha relación de Filipina con Jesús la sostuvo y le permitió vivir con esperanza durante estos tiempos peligrosos. Su oración, "Dios mío, dejé todo para ti", revela que ella era una "mujer que reza siempre" incluso antes de que los Potawatomi lo dijeran.

Hoy en día, experimentamos momentos aterradores como los de ella, pero de diferentes maneras. Cuando salimos de casa para buscar lo que Dios quiere de nosotras, estamos inciertas y temerosas. Cuando todo parece incierto, cuando la gente se siente desesperada, cuando el odio y los celos aumentan y el amor y el perdón disminuyen, ¿podemos convertirnos en un signo de esperanza para la gente que nos rodea?

Filipina nos muestra el camino. La fuerza para el camino de la vida viene de la contemplación del Corazón traspasado de Jesús. ¡Que el Amor del Corazón de Jesús que sustentó Filipina nos moldee para ser santos y ser una bendición para los demás!

Henni Sidabungke, RSCJ, Area de Indonesia
Imagen: Henni Sidabungke, RSCJ