Home / Node / Año de Oración - julio 16

Año de Oración - julio 16

  • Año de Oración - julio 16

Filipina Duchesne en Ormoc

En 1991, se perdieron en las Filipinas alrededor de 8.000 vidas a causa de inundaciones repentinas en Ormoc, debido a la deforestación de las montañas y a la destrucción ilícita del ambiente. Las religiosas del Sagrado Corazón sintieron la necesidad de responder a esta terrible tragedia y me enviaron a ayudar en la rehabilitación de las familias que habían perdido sus casas y sus seres queridos, la mayoría de los cuales eran trabajadores explotados en una plantación de caña de azúcar. Desde el principio, Filipina Duchesne fue mi guía silenciosa y mi sostén, porque sentía que esta misión en la frontera, estaría cerca de su corazón.

Las provincias del Sagrado Corazón de todo el mundo habían enviado espontáneamente ayuda financiera, por lo que pudimos adquirir una propiedad de una hectárea y subdividirla entre las familias. Por primera vez en sus vidas, podían establecerse en hogares que podrían llamar suyos. Siguieron viviendo vidas sencillas y de trabajo, pero encontraron esperanza para sus necesidades diarias en las palabras de Filipina: "Dios conoce nuestras necesidades. Él sabe lo que queremos y en Su propio tiempo Él lo concederá".
Gradualmente fue organizada una comunidad que tenía como centro la educación infantil. Aquí los niños podían recibir el amor y cuidado de Filipina. A través de sus nuevas vidas, la comunidad percibió el sabor del reino de Dios a través de la paz y de la estabilidad y un futuro mejor para sus hijos.

Después de 26 años en Ormoc, las RSCJ están cediendo la administración de la Fundación Incorporada de Trabajadores Santa Filipina Duchesne de Ormoc (SPDOWFI), estando seguras de que la gente ha sido capacitada y que la misión de Filipina continuará. Mientras me marcho, las palabras de Filipina están grabadas en mi corazón: "Cultivamos un campo muy pequeño para Cristo, pero lo amamos, sabiendo que Dios no requiere grandes logros, sino un corazón que no retiene nada para sí mismo ... Él que tiene a Jesús, lo tiene todo".

Iraida Sua-an, RSCJ, Distrito de Filipinas
Imagen: Logotipo de la Cooperativa de Productores de St. Rose Philippine que representa la comunidad navegando con Filipinas hacia nuevas fronteras