Home / Spirituality / Año de Oración

Año de Oración

Year of Prayer

Este año de oración conmemora el origen del viaje misionero de Rosa Filipina Duchesne y sus cuatro compañeras de Francia hasta el Nuevo Mundo, y así el origen de la internacionalidad de la Sociedad del Sagrado Corazón que se extende hasta ahora en 41 países.

Hermana Barbara Dawson, nuestra Superiora General, y su Consejo invitaron a toda la familla del Sagrado Corazón a entrar en él, a ser y a actuar como un solo Cuerpo, y a crear espacio y silencio para escuchar el latido del corazón de Dios. ¡Qué manera maravillosa de celebrar a Filipina Duchesne, conocida afectuosamente como “la mujer que reza siempre”!

Cada lunes, a partir del 20 de noviembre del 2017 y hasta el 19 de noviembre del 2018, la familia mundial del Sagrado Corazón se reunirá para orar y reflexionar. Gracias a las editoras regionales, Françoise Greffe RSCJ (Francia), Kim King RSCJ (Canadá), Elizabeth Nakayiza RSCJ (Uganda), y Park Jeong Mi RSCJ (Corea), la recopilación de las reflexiones representa la casi totalidad de los países en los que estamos. Los temas de estas reflexiones son tan variados cuanto el bagaje de sus escritoras: amistad, sufrimiento, pérdida, valentía, límites, perseverancia, esperanza. Los estilos incluyen la prosa, la poesía y la oración, y cada reflexión viene acompañada por una imagen.

Filipina mantenía un diario, una práctica espiritual que la ayudó a estar siempre más atenta a los movimientos internos de su corazón. Para quien lo desee, un diario en formato PDF puede descargarlo o completarlo online. También se fomentará el uso de las redes sociales en todo el mundo para que podamos compartir ideas y conocimientos a través de nuestras fronteras geográficas.

Os invitamos a animar a otros/as para unirse a nosotras en la oración y a explorar la página web del bicentenario para informarse sobre los eventos que vienen y los recursos numerosos: una breve biografía de Rosa Filipina, imágenes, música, planes de cursos, posibilidades de peregrinaje, etc., para enriquecer la celebración del año bicentenario.

Gracias por ayudar a hacer del Año de la oración un tiempo de gracia para todos nosotros.

Año de Oración - febrero 12

Año de Oración - febrero 12

Nada de esto es tranquilizador si no se ve a Dios en la tempestad

“…Los mástiles se doblan, las velas se despedazan, el timón que se suelta para no estropear tanto el navío, nada de esto es tranquilizador si no se ve a Dios en la tempestad”i

Filipina mujer enérgica, amante de la verdad, no duda en describir lo que no es “hermoso” del viaje en el Rebecca. Dice en su carta: “no les ocultaré los peligros del océano ni mi propia flaqueza”.ii

Año de Oración - enero 22

Año de Oración - enero 22

Raíces y Ramas

Fuerte como un roble y al mismo tiempo flexible para enfrentar cualquier cambio y desafío - esta es Filipina Duchesne. No sólo su nombre evoca un roble; es aún más su carácter - ¿o es más que eso? ¿Es su arraigo en Dios?

El roble hace penetrar sus raíces profundamente en la tierra, y esto lo hace fuerte, resistente a fuertes vientos y tormentas violentas. Al mismo tiempo el roble puede adaptarse a diferentes condiciones, como los cambios de clima.

Año de Oración - enero 15

Montones de bolsas negras llenas de tierra contaminada por radiaciones que se extiende a lo largo y ancho.

Pensando en Filipina en Fukushima

Filipina Duchesne fue animada por un fuerte llamado de Dios a irse y a estar con la población indígena en América del Norte. La pasión de difundir el amor de Dios la llevó a una tierra y a gente desconocidas. Viajó en barco, lo que le llevó 2 meses - sin internet, sin smartphone, sin Skype. Mientras estaba en América, tuvo que esperar y esperar las cartas de Sofía Barat. La fe, el coraje y la paciencia le permitieron continuar su misión de difundir el amor del Corazón de Dios.

Año de Oración - enero 8

Año de Oración - enero 8

La Estrella de los Reyes Magos

He escogido un solo pequeño acontecimiento de la historia del comienzo de la vida misionera de Santa Filipina Duchesne, sin el cual, probablemente, la historia posterior no existiría. Un día, cuando Filipina estaba en el dormitorio de las niñas (10.01.1806), estaba contemplando el desapego de los Reyes Magos. Ese fue el momento en que deseé seguir sus pasos. Un signo que ella consideraba como una confirmación del deseo de sentirse verdadera era el sentimiento de libertad interior. Deseaba dedicarse a predicar a los no creyentes.

Año de Oración - diciembre 25

Año de Oración - diciembre 25

Corazón a corazón para los corazones

Desde que he empezado a conocer a Santa Filipina, se ha convertido en mi amiga y compañera de viaje espiritual. El viaje de Filipina al Nuevo Mundo fue el resultado de una conversación profunda y una llamada del Corazón a su corazón para los corazones. Dios la invitó a dejar ir, a actuar y moverse, a confiar en los vientos que habrían chocado con las velas de su Rebecca y a aferrar el timón con fuerza y valentía en alta mar.

Pages